Lee, escribe, comenta, discute, llevate recomendaciones de libros, opina, conoce a otros lectores, crítica los libros que lees, ... en definitiva, disfruta de tu estancia en este blog que vamos creando entre todos.

domingo, 2 de octubre de 2011

El taller de los libros prohibidos


En la Europa del siglo XV surgen nuevos aires de reforma, la difusión de la cultura es escasa y sólo está al alcance de unos privilegiados. Hay quienes piensan que se debería poner remedio a esto y para ello se reunen de forma clandestina en las calles de la ciudad de Colonia, unas calles llenas de pobreza y hambruna, donde llegar con vida al día siguiente es un gran logro. Entre estos habitantes se encuentra el orfebre Lorenz Blok y su hija Erika, grandes amantes de la la cultura y la lectura. Lorenz además de arrastrar el peso de la subsistencia tanto de él como el de su hija, arrastra un mayor pesar, el de la pérdida de su mujer. La vida de ambos personajes transcurre al comienzo de la historia de una forma tranquila y pacífica, entre calles llenas de vecinos molestos por el mal estado de los alimentos que llegan a la ciudad. La vida de Lorenz y de su hija cambia cuando el orfebre se plantea un nuevo invento, el cual hará posible una mayor difusión de la cultura entre los habitantes más humildes. Viviremos con ellos su evolución durante gran parte del libro. Esto le acarreará grandes problemas con las altas esferas, el alcalde Heller Overstolz y el arzobispo Dieter von Morse son grandes opositores de su invento, condenan todo acción de progreso que no esté de acuerdo con sus propios intereses.

Paralelamente a la historia de Lorenz y Erika disfrutaremos de la de Nikolas, personaje que llega a la región sin nada y en su trato con distinos humanistas de la época se enamora de la escritura y de todo lo que ella conlleva. A base de esfuerzo y buenas influencias consigue crear su taller. Famoso por su perfección y buen hacer disfrutará de importantes clientes que acuden a él para conseguir libros, algunos de ellos prohibidos. Un trabajo que realiza junto a su hijo Alonso, al cual enseña a superar a todo el que le rodea independientemente de los impedimentos que se crucen en su camino.

A pesar de los impedimentos que Lorenz encuentra en su camino sigue con su proyecto, animado por sus grandes amigos, el librero Johan Buchaman, el comerciante Yago Kaufmann, el sacerdote Martín Wahrheit, el profesor universitario Stan Weigand, entre otros. Un grupo de hombres que le abren las puertas a su pequeño mundo, a sus charlas, a sus encuentros a horas intempestivas para no ser decubiertos, a sus lecturas de libros grandes pensadores clasicos prohibidos, como es el caso de Aristóteles. Tienen como objetivo la divulgación de la cultura, ven en su invento un gran avance que les facilitará la tarea.

Una duda no dejará dormir tranquilo al orfebre, una preocupación que le hace no fiarse de nadie, le impide andar tranquilo por las calles, a cada paso que da siente la mirada de alguien sobre su nuca, teme ser perseguido por su invento y que éste pueda perjudicar a las personas que más quiere. Esta idea le hará pensar más de una vez en dejar a un lado su sueño y seguir con la tranquilidad de su vida anterior.






Una trama bien contada y documentada. Desde sus comienzos nos introduce en un momento histórico interesante para los amantes de los libros, por medio de unos paisajes y personajes claramente definidos. Viviremos la Europa del siglo XV desde distintos puntos de vista, cada uno de los personajes pertenece a esferas sociales distintas, lo que nos permite conocer más a fondo las vivencias del momento, marcado por cambios sociales, especialmente en lo relaccionado con la cultura, una cultura que se resiste a darse a conocer a la gran mayoría de la sociedad.

Esta novela histórica abarca temas tan distintos como son el amor, la lucha, la religión, el poder y la amistad. Aunque un poco lenta al principio enseguida te engancha con una trama donde la ambición y la crueldad luchan contra el saber, la justicia y la verdad.



Desde aquí podéis acceder al blog de Eduardo Roca.
http://www.eltallerdeloslibrosprohibidos.blogspot.com/



11 comentarios:

Margaramon dijo...

Interesante el libro. Lo tengo apuntado para cuando tenga un poquitín más de tiempo. Las reseñas que he visto lo dejan con muchas ganas de leerlo.
Besos

Tatty dijo...

Lo tengo pendiente de leer en mi estantería, me llamó la atención desde que salió a la venta, a ver si le hago un hueco pronto entre mis lecturas

irene dijo...

interesante, sera el proximo libro que lea

Marta dijo...

Esta muy bien, os lo recomiendo, no os arrepentiréis.

Besos

Locura de lectura dijo...

Qué ganas le tengo a este libro. Sin duda, será el próximo que compre. Acabo de descubrir tu blog y te sigo. Un saludo, Gema

Kayenna dijo...

Empecé a leerlo ayer y desde la primera página me enganchó. Me llamó la atención sólo por el título y creo que sera una historia que me llegará al alma. Por lo demás, estupenda reseña. Un abrazo.

Pablo dijo...

Se ve muy interesante el libro, lo tendré en cuenta para mis próximas lecturas. Acabo de encontrar tu blog, y te sigo :P Muchos Saludos

Marta dijo...

Hola Locura de lectura
Bienvenida al blog, espero que disfrutes de tu estancia en él. Cuando puedas leete el libro, merece la pena, no te arrepentirás.

Besos

Marta dijo...

Hola Kayenna
Muchas gracias. A mi me pasó lo mismo, ya sólo con leer el título me enganchó. Disfrutarás mucho de su lectura, conforme avanzes la historia se irá poniendo cada vez más interesante.
Ya nos contarás qué te a parecido cuando te lo termines.

Besos

Marta dijo...

Hola Pablo
Bienvenido al blog, espero que disfrutes de tu estancia en él.
Merece la pena leer este libro, está muy bien, engancha nada más empezar.

Saludos

Carmina dijo...

vaya me perdí esta reseña, muy bien elaborada, y cuentas el porque es interesante leer el libro. A mi tambien me gustó mucho, se me hizo lento al principio pero luego lo leí tan rapido como un thriller. Me enamoraron sus personajes y cada uno de ellos tenía un huequito en mi corazon, excepto el alcalde y Dieter Von Morse a estos no podía verlos ni en pintura. En fin una buena recomendación para todos los amantes de la letra impresa