Lee, escribe, comenta, discute, llevate recomendaciones de libros, opina, conoce a otros lectores, crítica los libros que lees, ... en definitiva, disfruta de tu estancia en este blog que vamos creando entre todos.

martes, 22 de febrero de 2011

Libro impreso y libro digital

Pasados ya varios meses desde el comienzo del nuevo año podemos encontrar noticias en las cuales hablan del futuro del libro, del libro de toda la vida, el impreso. Me he encontrado titulares en los que dicen que 2010 ha sido un año de auge para la venta de los libros digitales, junto a esto el titular añade que para 2015 se pronostica una mayor venta de libros digitales que impresos. Algunos dicen que por comodidad, otros que por falta de espacio en sus estanterías ya abarrotadas de libros, que el libro electrónico en unos años tendrá un hueco en nuestras vidas, o, mejor dicho, en sus vidas. Yo soy de la vieja escuela, la de los libros de toda la vida, los impresos, me gusta sentirlos, oler sus páginas, desde mi punto de vista el libro digital pierde su encanto, por muy prácticos que puedan ser a la hora de acumular numerosos libros, y con ello ocupar poco espacio pierden aquello que para mí es lo mejor de los libros, su tacto, el disfrute del olor de sus hojas al pasarlas conforme avanza la historia.

Cada libro, cada tomo, oculta una historia, no solo su historia, sino una historia nuestra, una historia de cada lector que ha disfrutado de ese libro. Cuando al paso de mucho tiempo coges un libro ya leído te traslada al momento en que lo leíste. Esto con el libro electrónico no es lo mismo, el soporte siempre es el mismo. Son muchas las formas con las que un libro, tradicional, llama nuestra atención al entrar en las librerías, su tapa dura o tapa blanda, su portada,... Muchos lo primero que hacemos al encontrar un libro que llama nuestra atención es cogerlo, echar un vistazo a su interior, tamaño de la letra, tacto de las hojas, presentación del autor. Esto nos puede llevar un rato mientras lo ojeamos, mientras nos sentamos en los sillones que suelen haber en la sección de libros del centro al que estemos acostumbrados a ir. Para todos aquellos a los que nos gustan los libros este es un ritual que solemos hacer siempre que vamos a las librerias, puede ser para comprar alguno o simplemente porque nos apetece pasar el rato buscando futuras lecturas, algunas de ellas de títulos recomendados o por ser novedades.

Como todo los libros, en este caso los electrónicos, tienen sus ventajas y desventajas, y algunos de ellas son innegables. Una ventaja es que los niños, y no tan niños, que nunca han tenido afición por los libros pero si por todo aquello que tenga que ver con las nuevas tecnologías, los e-books pueden ser una forma, para ellos más llamativa, de acercarse al mundo de la lectura.




9 comentarios:

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Me ha encantado esta entrada y estoy totalmente de acuerdo contigo, a mí también me gusta muchísimo tener libros en las estanterías, aunque es cierto que enseguida falta espacio, nuestra casa no es muy grande y como a mi chico y a mí nos encanta leer, la tenemos llena de libros. Pero no estoy dispuesta, al menos por ahora, a tener un lector electrónico, me encanta ver los libros, tocarlos, tenerlos en la mano, pasar las páginas, ver las portadas, llevarlos en el bolso, leerlos en cualquier parte, leer la contraportada, etc. Un saludo.

Margari dijo...

Pues tengo un libro electrónico porque me tocó en un sorteo que si no, no lo tengo. Y ahora que utilizo ambas cosas para leer, me sigue gustando mucho más el libro tradicional, cogerlo, hojearlo, olerlos, las ilustraciones... Y si hablamos de cuentos para niños ya existe un abismo. El encanto de las buenas ilustraciones se pierde totalmente.
Eso sí, cuando leí La catedral del mar, agradecí mucho el libro electrónico. Alivia mucho a la espalda no llevar ese tocho para todos lados.
Besotes!!!

marta dijo...

Hola Margari, ¡que razón tienes! hay libros que son muy grandes, el llevarlos encima es un poco pesado a veces, sobre todo en el caso del que hablas, el de La catedral del mar o el de Los pilares de la tierra.
Yo me los compro todos tamaño bolsillo, por una cuestión de falta de espacio en las estanterías y, sobre todo, para que no sean tan pesados, pues siempre llevo el libro que me estoy leyendo encima, para leer en cualquier sitio que tenga unos minutos de tiempo, como por ejemplo en el autobús.
No tengo ningún libro electrónico ni conozco a nadie que lo tenga, pienso que eso de estar leyendo delante de una pantalla todo el rato debe terminar resultando un poco pesado.

besos

marta dijo...

Hola Goizeder, me alegro que te guste la entrada. Acabo de visitar tu blog, te he dejado un comentario en tu última entrada.

besos

mafaldas dijo...

Aunque soy totalmente partidaria de los libros en papel, reconozco que e-books también tienen sus ventajas y que ambos formatos son totalmente compatibles. Sin embargo, pienso que no es lo mismo leer un libro en papel que en un lector. En este último no sientes el tacto del papel, ni el olor de la tinta si es nuevo o ese aroma tan característico de los libros con solera, tampoco te lo pueden firmar ni dedicar pero ahorran espacio y hay libros que no los puedes llevar contigo a todas partes por su tamaño.
No sé si dentro de cinco o diez años se venderán más o menos libros en un formato u otro pero, lo más probable, es que veamos a más gente con los lectores en metro o el autobús que con un libro tradicional.
Musus.

Carol dijo...

¡Hola! A mí también me gusta mucho el libro de papel, tiene mucho encanto y estoy de acuerdo contigo. Pero también tengo lector electrónico y mi decisión de comprarlo fue por lo que lo hace la mayoría de la gente: falta de espacio y dinero. Tengo muy claro que los libros que me gustan de verdad los voy a seguir comprando, pero el lector lo utilizo para libros "de prueba", que no sé si me van a gustar o no, sagas... Y tengo que decirte que a veces he leído algo en el lector y me ha gustado tanto que me he acabado comprando el libro físico, porque me gusta una buena edición en tapa dura de un libro que me llegue. Y bueno, lo que me pasa siempre también es que después de leer algo en el electrónico estoy como loca por volver a coger un libro de papel.

¡Un saludo!

marta dijo...

Hola Carol
Esta muy bien eso que haces con el lector electrónica, a veces confías mucho en un libro del que has escuchado hablar bien pero cuando lo terminas te deja un poco mal porque no era lo que esperabas, o por lo menos no tanto. Esta bien eso de usarlo con los libros "de prueba".

un saludo

Elizabeth dijo...

Este vídeo esta genial, mi profesor de literatura lo puso en clase hace un tiempo. Todos nos reímos mucho, expresa muy bien como las nuevas tecnologías mueven masas a pesar de que su utilidad pueda ser cuestionable.

wiqaeyas dijo...

Thanks for your share! very impressive!

cialis