Lee, escribe, comenta, discute, llevate recomendaciones de libros, opina, conoce a otros lectores, crítica los libros que lees, ... en definitiva, disfruta de tu estancia en este blog que vamos creando entre todos.

jueves, 27 de octubre de 2011

Natalia Gómez del Pozuelo




Natalia Gómez del Pozuelo estudió empresariales e hizo un postgrado en Marketing por la universidad de Berkeley. Trabajó más de quince años en puestos de dirección en empresas antes de dedicarse a la escritura, actividad que compagina en la actualidad con la consultoria y la docencia. Es profesora en la Universidad Antonio de Nebrija y en el taller de creación literaria “Yo quiero escribir” de Carmen Posadas y Gervasio Posadas.


Esta es tu primera novela, pero antes de ella has escrito otros libros, “Rodéate de gente mejor que tu” (2009) y “Buen padre, mejor jefe” (1010). ¿Qué tal fue la experiencia de entrar en el mundo de la literatura?
Realmente empecé por la literatura, hay un post en mi blog que explica el proceso (El trabajo de tus sueños), lo que de verdad me apasiona es la narrativa, pero los libros de empresa surgieron casi por sí solos, dada mi experiencia en la empresa y mis ganas de transmitirla. Hay algo que intento aplicar siempre: la sinergia. Trato de que cada cosa que hago me sirva para varios temas diferentes, así disfruto de la acción y le saco el máximo provecho. Ahora, por ejemplo, sale el 28 de noviembre mi último libro Por dónde empiezo 2.0 que narra el proceso de promoción en redes sociales de la novela Dos de tres.

¿Cuáles son tus referentes literarios?
En mi adolescencia tuve la suerte de tener tres profesores excepcionales de literatura, de esos que dejan huella porque ellos mismos aman su asignatura; una me ayudó a disfrutar de los clásicos españoles, otro a comprender a Shakespeare y a Homero y la tercera a los clásicos franceses. Fue una fortuna encontrarme con esos escritores tan temprano. De hecho quiero volver a leerlos porque no recuerdo mucho, pero sé que me dejaron su poso.
Ahora releo con frecuencia a Camus y a Kafka y estoy saboreando, tomo a tomo, En busca del tiempo perdido de Proust. También me ha dejado una huella profunda La montaña mágica de Tomas Mann y en no ficción Cartas a un joven poeta, de Rilke o Free Play de Stephen Nachmanovitch.

¿De entre todas tus obras de cuál de ellas te sientes más orgullosa?
No creo que se trate de un tema de orgullo, sino de disfrute. La novela Dos de tres tardé en escribirla 5 años, por eso salió después que los libros de ensayo, y disfruté cada minuto, cada palabra. Fue una experiencia incomparable por el hecho de ser la primera, porque me enseñó a escribir, me hizo dudar, me hizo vivir momentos mágicos y me enfrentó a algo muy necesario en literatura: la perseverancia, de la cual tengo mucha más de lo que pensaba; me creía más impaciente de lo que he resultado ser.

¿Cómo conseguiste publicar tu primer libro?
El primero (Rodéate de gente mejor que tú) fue un libro por encargo, y me lo pasé muy bien porque había que entrevistar a 20 jefazos de empresa y con el resultado de las entrevistas escribir el libro. No hay tanto de creación como en los demás, pero sí hay un trabajo importante de síntesis, lo que me resultó una práctica muy útil. Con un libro publicado, ya resulta algo más fácil, y cuando mandé a las editoriales Buen padre, mejor jefe tuve la suerte de que Empresa Activa lo aceptó.

¿Dónde encuentras la inspiración cuando escribes?
Siempre tengo varios proyectos en la mente (tanto de ficción como de no ficción) que van creciendo poco a poco en mi cabeza con lo que escucho en mi entorno, lo que leo, lo que vivo o lo que pienso, pero en el momento de la verdad, cuando me siento a escribir la primera versión, como el tema está medio cocinado en el patio trasero de mi cerebro, se produce algo muy curioso: empiezo a escribir casi de forma automática. Hay un momento en el que se produce una conexión entre el estómago y la mano y es como si el texto saliera directamente, sin pasar por la cabeza.
De hecho, cuando a los dos días lo paso al ordenador (ya que ese proceso ocurre solo cuando escribo a mano) hay veces que no me acuerdo de lo que he escrito: el texto me sorprende a mí misma. Creo que tiene que ver con un alto nivel de concentración pero se siente un placer muy grande.

¿Cómo surgió la idea de esta novela?
Surgió una vez que pensaba en mi propia muerte y en lo que haría si me quedaran unos meses. Escribir, pensé. De ahí surgió, esa fue la chispa. Luego, como he comentado, fue evolucionando a lo largo de aproximadamente un año hasta que finalmente tuvo una estructura más o menos completa. A lo largo del proceso de escritura ha seguido cambiando.

¿”Dos de tres” tiene algo de autobiográfica?
Muy poco, solo pequeñas anécdotas reconvertidas, o vivencias que otros me han contado. Es cierto que los lectores me asocian a Mai, supongo que porque es una mujer de mi edad que escribe, pero Mai tiene una personalidad propia. En mi próxima novela los dos personajes principales son masculinos, por lo que será muy difícil que me identifiquen con ellos, lo cual me alegra.

Durante la historia aparece una novela de la protagonista por medio de la cual cuenta cosas a su amiga Mai que de otra forma, en un cara a cara, hubiese sido más difícil. ¿Con esto querías dejar claro el poder de la palabra escrita?
La palabra escrita tiene dos características frente a la oral: por un lado, la no presencia del otro en el momento de la escritura hace que nos abramos más, ya que en el fondo es como si lo escribiéramos para nosotros mismos. Por eso, a los que tenemos hijos, nos sorprende las cosas tan íntimas y cariñosas que se dicen con los amigos a través de mensajes (por ejemplo, repiten “te quiero” a diestro y siniestro). La otra característica es la permanencia, por lo que se suele cuidar más la forma. El resultado es que la palabra escrita suele ser más profunda y más bella, aunque a veces la profundidad se esconda bajo un aspecto ligero.

¿Qué quieres transmitir con este libro?
Solo intento que los personajes se enfrenten a su concepto del amor.

¿En qué género lo catalogarías?
Los géneros y las etiquetas a mi gusto limitan. Es una novela fácil de leer que habla de sentimientos. ¿Qué genero sería ese? Yo no lo sé

¿Cómo te decidiste por el título “Dos de tres”?
La protagonista está siempre enredada en tríos que la hacen daño, hasta que se da cuenta de que en las relaciones, al final, siempre quedan solo dos de los tres que empezaron. Tiene que ver con las matemáticas relacionales. Aunque lo que realmente explica el libro es la cita que viene al inicio, que habla del “uno” frente al “dos”. No digo más para no desvelar demasiado.

¿Tienes algún nuevo proyecto en mente?
Como he comentado mi próximo libro de no ficción sale el 28 de noviembre y se llama Por dónde empiezo 2.0 y en ficción, estoy en la fase de revisión de otra novela, aunque no puedo hablar del título porque todavía no lo tengo claro.

¿En qué género te sientes más a gusto?
La no ficción me resulta más fácil, pero disfruto mucho tratando de que resulte fácil y ameno de leer. La escritura de ficción es más intensa, requiere mucho más de mí. Es lo que me apasiona.

Para cerrar la entrevista … ¿Cuál de tus libros recomendarías a quien no te haya leído aún?
Sin duda la novela Dos de tres, es la que yo me leería.






Dos de tres (reseña)









2 comentarios:

Margari dijo...

Muy buena entrevista. Me ha gustado mucho conocer a esta autora. Tendré que darle una oportunidad, que vengo de leer tu reseña (que se me pasó) y me ha gustado mucho lo que cuentas.
Besotes!!!

Carmen dijo...

Cada vez me apetece más leer este último libro suyo. Muy buena reseña, Marta!
Besos,